21.7 C
Mendoza
martes, marzo 5, 2024

Marcos Calvente, el candidato «graduado» en la gestión de Guaymallén

A los 42 años el ingeniero civil Marcos Calvente está por egresar de la «universidad» municipal de Guaymallén, el departamento más densamente poblado, con más barriadas y con una fisonomía rural y urbana que lo hacen diverso y complejo.

Es el candidato oficialista, es quien pretende darle continuidad a la gestión de Marcelino Iglesias que está finalizando su segundo mandato consecutivo por lo cual no puede candidatearse nuevamente para el Ejecutivo municipal.

Es un «hijo» político de Marcelino, más allá que su papá Osvaldo Calvente, también es ingeniero y también es militante radical y colaboró en el gobierno de Roberto Iglesias entre 1999 y 2003. Él ha dedicado los últimos ocho años de su trayectoria a la gestión municipal como secretario de Obras Públicas. Ahora está enfrascado en mejorar su mensaje de campaña para lograr darle el último envión al recorrido de candidato a intendente en su primera experiencia como referente de la política partidaria, pero surgido de la cantera de funcionarios municipales. desde aquella administración emergente de 2015 cuando Iglesias llegó después de la debacle que dejó el peronista Luis Lobos.

Precisamente. en sus explicaciones y razonamientos se percibe una traza de preocupación pensando en lo difícil que resulta que las personas que votarán dentro de diez días lo hagan valorando las dos gestiones de Marcelino y de la cual él es uno de los principales protagonistas. El domingo 24 son las elecciones generales provinciales como así también lo serán para los 11 departamentos que no desdoblaron sus elecciones

Se le nota el empeño en cada frase porque transita un trayecto electoral con muchas estaciones donde el electorado se ha comportado de distintas formas de acuerdo a la categoría de cargo de cada elección.

En esta presentación de antesala a la votación final, ante el POST, eligió un escenario bien barrial que lo identifica como vecino del departamento. La Plaza San Martín del Barrio Villa Graciela de Rodeo de la Cruz es el entorno donde se siente cómodo, el espacio verde está a unas cuadras de su casa ubicada en Kilómetro 11.

-¿Qué quiere acentuar en estos últimos días de campaña?

-En estos días que me quedan de campaña quiero hacer hincapié en lo que hemos llegado a construir, el municipio que hemos llegado a construir que es tener un Estado municipal ordenado, con una reducción fuerte y constante en el gasto, y que ejecuta muchas obras; eso nos llevó muchos años. Llegar a este municipio que dé esa respuesta. Quiero decir que construirlo nos llevó muchos años, destruirlo nos puede llevar días. Los vecinos de Guaymallén tenemos que ser muy celosos de lo que nos costó llegar y que podemos volver, de la noche a la mañana, a lo que era el municipio y el departamento, por ejemplo, en el 2015.

-¿Por qué quiero trabajar estos últimos días ese mensaje? porque como vecino de Guaymallén sufrí esos años antes de nuestra gestión, porque no estaba en la política en ese entonces, en el 2013, 2014 o 2015. Quiero llevar ese mensaje, de que hay que custodiar esto que hemos conseguido.

-Qué conclusión le dejaron las PASO nacionales

-Tengo dos comentarios: el primero lo hago desde un análisis más racional y otro desde uno más emocional. Desde lo emocional, yo creo que la gente está dando una buena señal, los vecinos de Guaymallén la gente de Mendoza y los argentinos están votando están votando más a la gestión y a lo que pretende y no con un sesgo partidario, está mostrando una idea.

-En algunos ámbitos, en el nacional la idea parte de la demagogia y de los que pretenden vender espejitos de colores y ofrecer soluciones sencillas a los problemas complejos; eso es un riesgo, pero la gente a en lo provincial y municipal está votando a la gestión.

-Como a nivel nacional no hay gestión para la votación, está votando ideas y ahí podemos, tenemos el riesgo de comprar «pescado podrido». Ese es un análisis más racional. Desde lo emocional tengo esperanzas de que la gente está votando la gestión y está dejando de lado un poco las propuestas demagogas. La demagogia está muy presente y yo pensé que con el kirchnerismo se terminaba esa situación, no, se reinventó y ahora tiene otro nombre, pero existe.

-Confío en que la gente, por los resultados como se vienen dando que el discurso demagogo no va a rendir. Esas son las dos definiciones que yo he sacado hasta el momento del resultado de los procesos electorales que hemos llevado a cabo.

La pelea contra el peligroso «biri-biri»

Calvente busca las palabras, presiente que está diciendo y por decir algo importante en la entrevista. Por eso después del desarrollo se explaya más para hacer una síntesis de su idea. Sospecha fuertemente, y elige creer, de que las vecindades de Guaymallén terminarán por lo hecho antes que una promesa de lo que se hará.

– Si tuviera que definirlo, en lo provincial y municipal la gente busca hechos y en la Nación vota otra idea porque en ese ámbito no hay de donde agarrarse. No cambia el criterio del voto sino que al no tener gestión para evaluar entonces presta atención a las ideas, a las propuestas que se plasman en las campañas. Es lo único de donde pueden agarrarse las personas para definir el voto a nivel nacional.

Una vuelta más a la tuerca municipal

-Está bien pero ¿cuál es su propuesta? porque los vecindarios deben escucharla porque en definitiva el voto siempre se hace para el futuro.

-La propuesta es que le voy a dar una vuelta de rosca a lo que  hemos hecho que son muchas cosas bien, pero todo es mejorable. Lo que logramos, ya es un objetivo cumplido y es super ambicioso sostener el ritmo de obra y crecimiento que ha tenido este municipio en estos años, si logramos cumplir ese objetivo ya me siento super pagado.

-Ahora ¿qué impronta me gustaría darle al municipio aparte de esa continuidad en el crecimiento? un municipio más moderno y no habló de digitalización del Estado, hay que repasar el marco normativo, después de eso de repasar y estabilizar, hay ordenanzas que tienen 60 años de antigüedad y esas fueron bien pensadas, pero responden a una realidad que es muy distinta a la realidad que transitamos ahora. Hay que repasar eso, si vos repasas el marco normativo está aggiornado a los tiempos modernos y busca que el municipio de la respuesta que tiene que dar hoy.

-¿O sea, la normativa está bien lo que frena es el procedimiento de la regla?

-Por un lado está la normativa y por otro lado el municipio aplica o implementa la normativa a través de lo administrativo, es decir hay toda una secuencia y un flujo que sigue el trámite, eso hay que aggionarlo, hay que modernizarlo, cada uno de los trámites hay que realizarlos y ver, hace 40 años esté trámite pasa por veinte oficinas o áreas. Hay que ver si eso es pertinente, porque quizá con cinco pasos se resuelve y se habilita y se cumplen todos los roles que tienen que cumplir el municipio y es un trámite mucho mas expedito. Y después, agregarle tecnología, eso es la modernización del Estado, el resto es digitalización y es lo que hemos venido haciendo, Guaymallén ha venido digitalizando sus procesos, pero la modernización es algo más profundo.

-Si se logra eso, por qué para mi es tan importante, porque el municipio cuando interactúe consigo mismo, con los vecinos y con los prestadores de servicios y demás va a ser un municipio más ágil, que dé mejor respuesta y más barata, y eso va a llegar a una mejor prestación del servicio. Nosotros estamos dando y prestando muy buenos servicios, no solo en términos de higiene urbana y alumbrado, sino en cuestiones más blandas que tienen que ver con la salud o con el deporte, con la educación.

-Entiendo que lo que quiere es simplificar los trámites.

-Totalmente es una manera en la que se vería reflejada esa modernización y aparte producir una reducción de costos en los trámites. Cuando uno va a hacer un trámite del Estado municipal, no solo que pagar tasas sino también tiene que pagar un aforo. Si el trámite se simplifica, ese aforo también se reduce, va a ser más barato, por eso digo que sería más ágil y más económico.

Problemas no resueltos

-Si le preguntan cuál es el problema que todavía no se termina de resolver en el departamento ¿qué es lo primero que visualiza en su cabeza?

-La respuesta tienen un sesgo, tengo como una deformación profesional en la respuesta que tiene que ver con haber estado en el servicio casi ocho años, así que por eso siempre pienso en términos de infraestructura. Entonces voy a responder en esos términos: Sí, queda mucho por hacer y hay una dimensión, hay un problema que es muy complejo y que es limitante para avanzar en otras cosas que tiene que ver con la infraestructura sanitaria. Hay un déficit muy grande, no solo en Guaymallén, eso un problema que tiene el área Metropolitana y son las redes sanitarias.

-Todo lo que sea sanitario tiene una importancia mayor, pero ¿cuál es su perspectiva de este problema que permanece’

-Me ubico en este punto: si no arreglamos la infraestructura sanitaria nosotros vamos a estar todo el tiempo arreglando la calles y las cunetas, haciendo obras nuevas y si la red de agua y cloacas están mal no nos vana durar nada esas obras e intervenciones.

-Es cierto, eso se nota en cada calle cortada por refacciones.

-Ya nos está pasando, por eso la gente nos crítica que no planificamos, porque hacemos un asfalto y a la semana o los meses estamos rompiendo ese asfalto porque apareció una pérdida de agua. Entonces ahí hay un déficit y es muy importante porque es mucha plata, son obras. Además en Guaymallén no es menester del municipio tener que hacer toda esa infraestructura. En Guaymallén hay prestadores de servicios, de agua y saneamiento que son Aysam y en las zonas rurales los operadores comunitarios.

La sanidad pública sale cara

-La crisis económica retrasa las obras pero las obras de saneamiento deben ser más difíciles de ejecutar por los materiales que se ocupan.

-Cada obra lleva un análisis particular, la incidencia en los precios es muchísima, si hay que hacer redes de agua y cloacas te modifica el presupuesto de la obra una barbaridad y no solo eso, los plazos de la obra. Porque si no hay que hacer cloacas, la obra se termina en 3 meses y si en cambio hay que realizarla entonces se lleva entre 12 y 13 meses.

-No depende de nosotros, sin embargo, en algunos casos nosotros hemos hecho muchas obras de agua y cloaca para poder hacer la calle, porque si no, no podíamos esperar años hasta que el prestador de servicios resolviera este problema para nosotros recién hacer el asfalto, cunetas y demás.

-La verdad es que la coordinación con las empresas de servicios conspira contra el desarrollo de las obras municipales.

-Si no se resuelve el problema sanitario no se puede hacer nada arriba. Pero está también, el que cuando aparece una mancha de humedad de la calle o empieza a salir agüita, el vecino rápido llama al municipio y le reclama al intendente. Es un ejercicio muy complejo de coordinación, cuando es imperioso cambiar la red generalmente la financiamos nosotros y después vemos si se recupera, si podemos interactuar con Aysam que nos devuelva esa plata. Termina encareciendo la obra y el presupuesto. Es un tema de salud pública, porque esto es difícil que lo interprete alguien, pero hay muchos ejemplos en la historia, cómo disminuyen las tasas de algunas enfermades cuando se avanza en el grado de cobertura de redes y cloacas.

Claves para votar por Guaymallén

• Más adhesión al sufragio. Este año, en estas elecciones, ha habido una merma respecto de concurrencia, de gente a ir a votar en el departamento. Aquí en Guaymallén se dieron las PASO provinciales y municipales en conjunto. Pero para las PASO nacionales también ha habido una merma y fue mayor, respecto de los años anteriores. Pero pensamos que ahora en las elecciones ejecutivas generales va a crecer está participación y va a llegar entre 70 y el 75 por ciento.

• De las PASO a las generales. Creemos que la gente va a participar más, esta conclusión es en base a lo que se vio en las PASO departamentales de los municipios que adelantaron, y después se vio que la participación aumentó respecto de en las generales. La sensación es que la gente tiene mas reticencia y se permite no concurrir a votar en las PASO cree que hay menos cosas en juego en esa instancia. En cambio hay mayor compromiso en las elecciones generales y este turno será más aún porque se vota para gobernador e intendentes.

• Impacto lógico. Hay algo que tiene que ver con el futuro, hay mucho en juego y Guaymallén viene creciendo y va a seguir creciendo y en ese crecimiento cuando uno ejecuta obra pública y ejecuta programas de Gobierno que tienen que ver con la salud, el deporte y la educación, termina impactando todo, en términos generales, en la sociedad y vamos hacia la configuración de ese momento.

• Mi visión. Se viene un Guaymallén nuevo y que ya hemos avanzado ocho años en esa dirección y estamos cerca de empezar a ver y anotar cambios definitivos. Es que nos acostumbramos y pensamos que Guaymallén siempre fue así, pero yo tengo una fotografía en mi retina de lo que era el Guaymallén del 2015. Por eso visualizo que viene un nuevo Guaymallén. Si seguimos en esta senda seremos el mejor departamento de la provincia de Mendoza, para vivir, para desarrollar negocios, emprendimientos de toda índole.

• Los espejos donde mirarse. La continuidad en las políticas públicas del municipio de Godoy Cruz y de Capital me ha permitido crecer. Ha llegado a un alto estándar de prestación de servicios y de calidad de municipio. Hacia allí vamos a llegar en Guaymallén si logramos darle continuidad a este rumbo. Pero hay que lograr que el vecino perciba un buen municipio y un departamento que le ofrece varias cosas para que después sea un buen lugar para invertir, para desarrollar comercio, es un circulo virtuoso. Por eso hablo de todas esas dimensiones cuando digo que Guaymallén va a ser el mejor. Llegando a ese nivel de orden y de desarrollo de infraestructura que tiene Godoy Cruz y tiene Capital, Guaymallén es imparable, no sólo porque tiene mayor población, sino por su diversidad, es más diverso en su matriz productiva, agrícola, zona industrial, zona de alta densidad urbana, es el municipio que más centros comerciales tiene Guaymallén tiene todo para explotar.

• Hay lugar. En esos 164 kilómetros cuadrados que tenemos,  Guaymallén tiene para donde crecer y eso es un potencial importante. Tenemos espacio para crecer, no somos como Capital que ya no puede crecer para el Oeste y está muy restringido y está vedado el crecimiento; nosotros tenemos un montón de sector que podemos desarrollar infraestructura.